Protección de tu casa: clasificación de las puertas de seguridad

Posted by Timberplan in Guías y consejos sobre madera, Puertas y ventanas de seguridad

Con la crisis se han multiplicado los robos en casas de forma alarmante. Nadie está a salvo pero los ladrones prefieren chalés, casas de campo, naves industriales, naves agrícolas, casetas de transformadores eléctricos, trasteros, garajes, comercios… son muchos los puntos débiles de estas construcciones y ni siquiera una alarma puede garantizar su seguridad.

Por desgracia, las estadísticas de robos y asaltos a este tipo de viviendas confirman que los ladrones suelen acceder por las puertas principales, puertas traseras o puertas de garaje. Es ahí donde debemos mantener una alta seguridad. Olvídate de una puerta hueca para proteger tu hogar, ya que son láminas de madera barnizadas con núcleos de cartón. No son las adecuadas para puertas de exterior, donde deberías elegir una puerta de seguridad, más sólida y maciza.

Las puertas de seguridad siguen siendo la primera barrera que se encuentra un ladrón cuando quiere acceder a una casa y es posiblemente la mejor forma pasiva de protegernos contra los robos. Pero ¿qué tipo de puertas de seguridad existen

La norma europea UNE EN 1627:2011 es la que clasifica las puertas según su resistencia a los robos. El título completo de la norma es: Puertas peatonales, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas. Resistencia a la efracción. Requisitos y clasificación. Esto de efracción significa fractura, rotura, quiebra según el diccionario. Así, la norma define la resistencia a la efracción como la capacidad de un producto para resistir intentos de entrada forzada utilizando la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas en una sala o área protegida. Es decir, que clasifica las puertas por su capacidad para resistir intentos de entrada usando la fuerza o diferentes herramientas.

De este modo, en función de esta resistencia las puertas de seguridad pueden ser de clase 1 a 6, donde la clase 1 es la que menor resistencia tiene. La puerta de seguridad de clase 6 es la que posee una mayor resistencia a los robos. Estas seis clases se corresponden con los métodos conocidos de ataque usados generalmente por los ladrones.

Clase 1

El ladrón ocasional intenta entrar utilizando herramientas pequeñas y sencillas y la violencia física como patadas, embestidas con el hombro, elevación, arrancamiento. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.

Este tipo de puertas suelen utilizarse en locales sin gran riesgo de robo.

Clase 2

El ladrón ocasional además intenta entrar utilizando herramientas sencillas como por ejemplo destornilladores, alicates, cuñas y pequeñas sierras manuales para atacar rejas y bisagras visibles. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.

Las puertas de clase 2 obtienen una mayor protección para la seguridad de una vivienda habitual.

Clase 3

El ladrón trata de entrar utilizando una barra de uña, un destornillador adicional y herramientas manuales como un pequeño martillo, punzones y un taladro mecánico. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es medio.

Las puertas de clase 3 mantienen un alto nivel de seguridad para locales que tienen un mayor riesgo de robo.

Clase 4

El ladrón con práctica usa además un martillo pesado, hacha, cinceles y un taladro motorizado que funciona con batería.  El ladrón espera un botín razonable, no está tan preocupado por el nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es mayor.

Las puertas de seguridad de clase 4 poseen un nivel de protección muy alto y son óptimas para viviendas habituales con alto riesgo de robo.

Clase 5

El ladrón experimentado usa además herramientas eléctricas como taladros, sierras de espadín y una amoladora de angular con un disco de 125 mm de diámetro máximo.  El ladrón espera un botín razonable, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. Le preocupa poco el  nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.

La clase 5 tiene una alta protección y es utilizada incluso en instalaciones militares e industriales. El peso mínimo de puerta es de 300 kg.

Clase 6

El ladrón experimentado usa además una piqueta, potentes herramientas eléctricas como taladros y sierras de espadín, y una amoladora de angular con un disco de 230 mm de diámetro máximo.  El ladrón espera un buen botín, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. No le preocupa el  nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.

La más alta protección, la clase 6, se utiliza en puertas de búnkeres militares o similares. El peso mínimo de estas puertas es de 500 kg.

En Timberplan contamos con la ayuda de varias marcas que ofrecen puertas de seguridad de clase 4. Es el caso de Silvelox, que son especialistas en puertas de seguridad, ya sean puertas de entrada o puertas de garaje. La mayoría de sus puertas de entrada alcanzan la clase 4 en nivel de protección. Una buena elección para un chalé o una vivienda en el campo. 

Si quieres conocer todas las posibilidades y diseños diferentes que ofrece esta marca italiana Silvelox para las puertas de seguridad de tu vivienda visita la sección de Silvelox en nuestra web. Allí encontrarás más ideas y opciones.

Timberplan pone a tu disposición un equipo de profesionales expertos en diseño, calidad y con un amplio conocimiento técnico acumulado avalado por muchos años de experiencia en el sector.  

Somos tu proveedor en España de marcas como Oikos, Lualdi, Lab23, Pasquet, Parquet In, Solarlux, Domina, Greenwood, Silvelox, Boen, Indusparquet, Itlas, Alloc, Sabatino, ImpexwoodDesign Porte, Renson, Marretti e Inbeca, consúltanos.

Timberplan
Telefono: +34 983 157 700 
Email: hola@timberplan.es
C/ Don Sancho, 8, 47002 Valladolid

Tags: Puertas de seguridad